FEDECAT-Consejo Mundial

banner-cabecera-rfec-julio-2012

Inicio - RFEC - Historia y Presidentes

 


Historia de la RFEC

Asmblea-de-cazadores-antigua-RFEC

Los primeros indicios de proyecto oficial de una Federación de Caza y Pesca en España datan del año 1908. Es, sin embargo, ya en marzo de 1913 cuando aparecen documentos escritos de creación de una Federación. Se organizó un congreso Nacional de Cazadores y Pescadores, en el que se acordó pedir a los Poderes Públicos la reforma de la Ley de Caza, y se inició el proceso para llegar a una federación de todas las Sociedades de Cazadores y Pescadores de España.

Transcripción literal de la Revista Cinegética Ilustrada, de fecha 14 de Julio de 1914.- En el citado proyecto, se estudia la creación de ese magno organismo cimentado sobre bases sólidas, claras y sencillas, agrupando las sociedades federadas por provincias; eligiendo éstas un representante y estos representantes provinciales nombrarán, a su vez, uno regional, no pudiendo ser reelegido durante cierto tiempo el de una misma Sociedad a no ser por mandato expreso y unánime de las sociedades de provincias hecho a su representante. Los representantes regionales designarán en Madrid 3 ó 5 permanentes, que servirán de enlace de las diversas sociedades de cazadores y ejecutores de sus acuerdos. Así, sucesivamente, se fue estudiando su funcionamiento, su cometido, su carácter de organismo oficial, etc. La Federación suponía, desde hacía bastantes años, un anhelo de los cazadores. Esta aspiración tan ampliamente compartida fue lanzada y acogida por aclamación y con gran entusiasmo en el primer Congreso de cazadores, celebrado en Madrid y que fue presidido por aquel apóstol cinegético, que se llamó Morales de Peralta.

Desde aquella memorable fecha, fueron muchos los proyectos de Federación que se formularon por entidades y particulares, que tuvieron que abandonarse por esa innata apatía de los cazadores, que se ha mantenido en el tiempo.

1juntadelafec120La Revista mensual de Madrid, El Sport de Caza y Pesca, comenta ya en septiembre de 1929: Existía un templo, donde se congregaban para rendir culto a la afición innumerables devotos a escuchar la voz de aquellos apóstoles que se llamaron Herce, Martínez, Tejado, Seseña y Morales de Peralta, que incluso sacrificaron hasta su propia vida en aras de la buena nueva cinegética. Las rencillas, la envidia, la codicia de algunos, y la apatía de todos, hizo surgir el cisma y se vino abajo aquel suntuoso templo.

En diciembre del mismo año, se publicó en la misma revista un artículo, que se titulaba la Federación, y decía:

 

LA INSOCIABILIDAD DE CAZADORES Y PESCADORES

¡Hablaban de Federación! ¡Querían constituir un organismo sano y fuerte, autónomo y soberano! El propósito es, desgraciadamente, una utopía. Jamás llegarán a federarse ni los cazadores ni los pescadores. Todos son iguales, perfectamente antisociales, y una de las causas primordiales es por no pagar una décima parte de un céntimo. Es un mal que no tiene cura; al contrario, la enfermedad es grave y crónica: mortal de necesidad.

Se constituyó, hace bastantes años, con el mayor entusiasmo, una gran Agrupación de cazadores, cuya constitución social tuvo lugar en los locales que hoy ocupa el teatro Cómico de ésta Corte, donde se reunieron los que pudiéramos llamar los apóstoles de la afición. A ellos se unieron después, por afinidad, los pescadores.

 

Todos unidos laboraron con entusiasmo, y llegó a crearse una Federación que honoríficamente presidía S.M. el Rey D. Alfonso XIII, donde, en hermosa amalgama, confraternizaban la aristocracia y la democracia. No existían clases ni castas; todos llevaban el mismo ideal, cooperaban al mismo fin.

 

En ésta etapa de resurgimiento se logró, entre otras cosas; la rebaja de los billetes de ferrocarril para los cazadores y sus perros, una nueva gradación de las licencias, la reforma de las leyes de Caza y Pesca, la celebración de Congresos, el fomento de las razas caninas, etc. Se consiguió, en suma, todo aquello que constituía el ideal de cazadores y pescadores, que llegaron a comunicarse y a confraternizar con todos los aficionados de España. Fuertes y sanos vivían con todos estos elementos, hasta que un funesto día se entró por sus puertas la envidia, la rencilla, la ambición; todas aquellas bajas pasiones que, como yerbas parásitas, suelen germinar al calor del poderío de las grandes agrupaciones sociales. Y aquella potente sociedad se dividió en dos con iguales fines, con idénticos ideales; pero enemigas. Apareció el mercantilismo, los intereses particulares y un sin fin de aberraciones que existen y existirán en el mundo de la caza.

 

No dejar nunca entrar en nuestro círculo, a aquellos que defienden sus intereses particulares y buscan el beneficio personal.

 

Hágase la unión, fusiónense cuantas sociedades sean hermanas o afines, y se robustecerá su fuerza a través de una Federación para conseguir, noble y lealmente, sus ideales. Lo contrario es fraccionar el todo hasta conseguir aniquilarlo.

 

En aquella época existían grandes asociaciones en España que defendían plenamente la unión de todos los cazadores:

En 1929 se celebraron importantes Asambleas, cabe destacar las de Bilbao y Madrid, a la que asistieron las siguientes Sociedades:

Accion-de-caza-RFEC

Real Asociación General de Cazadores y Pescadores de España

Sociedad de Caza y Pesca Fluvial de Marquina

Sociedad de Cazadores y Pescadores de Amorebieta y Echano

Sociedad de Cazadores y Pescadores del Bidasoa

Sociedad de Fomento de Caza y Pesca de Santander

Asociación de Cazadores de Ribadesella

Sociedad Venatoria de Palencia

Sociedad de Cazadores y Pescadores "Ollagorra" de Azpeitia

Sociedad de Cazadores y Pescadores de San Julián de Musques

Sociedad de Cazadores y Pescadores de Oka (Munguia)

Real Sociedad Venatoria de Vizcaya

Sociedad de Cazadores La Torcaz

Sociedad de Cazadores "El Aguila" de Murcia

Sociedad de Cazadores de Galicia

Sociedad de Cazadores de Gracia

Asociación de Cazadores y Pescadores de Navarra

Sociedad Casino de Cazadores de Gandía

Centro de aficionados a la Caza de Reus

Sociedad de Cazadores San Huberto de Castellón

Sociedad de Cazadores de Salamanca

Sociedad de Cazadores de Cotovad

Sociedad Venatoria de Tuy

Sociedad de Cazadores de Santiago

Asociación de Cazadores de Arenys de Mar

Sociedad de Cazadores de Igualada

Sociedad de Cazadores "La Aurora" de Sabadell

Centro de aficionados a la Caza de Samá

Asociación de Cazadores de Cataluña

Real Asociación de Cazadores de Barcelona

Navarramanifestacion

Se dio lectura a continuación a las peticiones recibidas de las asociaciones que deseaban federarse y que pasaron de un centenar, en la forma siguiente:

 

Logroño 9 sociedades; Burgos 20 sociedades; Palencia 1 sociedad; Elizondo 25 sociedades; Pola de Lena 4 sociedades; San Miguel de Basauri 2 sociedades; Durango 14 sociedades y Bilbao 45 sociedades.

 

Muchas han sido las vicisitudes por las que pasó la Federación, etapas en las que casi desapareció por completo, debido a insidias, envidias, protagonismo, intereses personales y mercantiles, etc. 

 

 


Presidentes de la Real Federación Española de Caza

 

D. Joaquín España Cantos

 

Joaquín España 1.940 - 1.967Es en el año 1940 cuando por fin resurge con toda su fuerza la Federación Española de Caza. Fue presidida por el Iltmo. Señor. D. Joaquín España Cantos, el cual ocupó dicho cargo desde el 12 de Junio de 1940 hasta el 11 de Abril de 1967.

 

En Madrid, el día 12 de Junio de 1940, se reunieron los señores D. Joaquín España Cantos, D. Justo Alcocer Rodríguez, D. Antonio Lloret Berriatua, D. Cayo del Campo Cuellar, D. Sebastián Catalán Bulpe y D. Antonio Berriatua Sarriá, dando lectura del ejemplar de los Estatutos de la Federación Española de Caza, una vez validados por el Comité Olímpico Español, Consejo Nacional de Deportes y aprobados por la Dirección General de Seguridad con fecha 8 de Junio de 1940.

 

D. Joaquín España Cantos, coronel de la Guardia Civil, fue un hombre siempre estrechamente relacionado con la caza en labores federativas. Sin embargo, aquellos primeros años de andadura federativa, la caza se hallaba todavía ajena a la de toda índole que su práctica conllevaría más adelante, bajo el vertiginoso aumento de practicantes, acotado de terrenos y comercialización de su ejercicio, lo que no quiere decir que el cometido federativo del señor España fuese precisamente camino de rosas, que otros obstáculos serios hubo de encauzar y resolver de índole político y social, de tener en cuenta que nuestra contienda civil acababa de terminar, y dado el tiempo transcurrido las pasiones aún no se habían apagado del todo y que el deporte de la caza se practica con armas, lo que requería un tacto especial y severo y bien medida disciplina diplomática, circunstancias que el señor España tuvo muy en cuenta para cumplir su cometido con indudable acierto, aunque no se librase de más de un quebradero de cabeza.

 

membrete-de-carta-antiguaPero, con el paso del tiempo, este deporte tan montaraz y viejo como la corteza de la tierra, se va paulatinamente transformando en multitudinario, conflictivo y egoísta, lejos ya de aquellas composturas templadas y racionales. La Caza entra de lleno en el boom que la desconecta de todo raciocinio social y humano.

 

El señor España, primer presidente de la Federación Española de Caza, está en posesión, entre otras importantes distinciones, del máximo galardón de la Federación Española de Caza, el Premio Carlos III.

 


D. Jaime de Foxá Torroba

 

Jaime de Foxa 1.967 - 1.976

Le sucedió en el cargo al frente del organismo federativo el Excmo. señor. D. Jaime de Foxá Torroba, que presidió la Federación desde el 11 de abril de 1967 hasta el 15 de febrero de 1976. D. Jaime de Foxá, Conde de Rocamartí, mantuvo su mandato hasta su fallecimiento en 1975, siendo también Gobernador Civil de Toledo.

 

La sede de la Federación estaba ubicada en la calle de la Princesa, donde se podía mantener con él una conversación distendida y cordial, como era su temperamento, personalidad la de este hombre que por encima de todo era enormemente humano, asequible al trato y receptor de sugerencias, cumpliéralas o no, que eso ya era aire de otra copla, pues no en vano le animaba la vena poética familiar, aunque en menor escala que la de su hermano Agustín.

 

Jaime de Foxá tuvo durante su mandato un proceder de lo que hoy los cursis llaman de "puertas abiertas". Así, las celebraciones del "Día de la Caza", que de ordinario se hacía en los locales del INEF, recogía a todos los cazadores sin excepción, desde el más anónimo a los presidentes de sociedades, de Federaciones Provinciales y Regionales (que las hubo), sin olvidar a las esposas que deseaban acompañarles. Era una auténtica fiesta popular, en la que cada uno se pagaba los gastos tanto de viaje como de manutención, que Foxá presidía conversando de grupo en grupo, tras haber felicitado, con su fácil y poética oratoria, momentos antes, a todos los que, por una u otra razón, habían sido galardonados.

 

Como decimos, durante su mandato, el deporte de la caza se fue deteriorando, y de ahí que su fantasía le llevase a la creación del Campeonato de España de Caza menor con perro, como entretenimiento mitigador de la progresiva incomodidad de un amplio sector deportivo. Pero aquello no fue suficiente, los ánimos se encrespaban y los estamentos estatales suponemos que debieron tomar conciencia de dar mejores soluciones con la aprobación de una nueva Ley de Caza y la creación del Instituto para la Conservación de la Naturaleza (ICONA), que entendiera en el desarrollo de la Ley y el aprovechamiento racional de las especies cinegéticas, si bien hay que reconocer que ni la una ni el otro alcanzaron los objetivos que debieron proponerse, sin que entremos aquí en los impedimentos o negligencias que lo obstaculizaron ni qué papel tuvo en todo ello la Federación Española de Caza.

 

De cualquier forma, diremos sinceramente que Jaime de Foxá fue el Presidente de buena voluntad afable y poeta y que debió llegar hasta donde quiso o pudo.

 

Uno de los aciertos mayores durante su mandato fue la creación de MUTUASPORT, la mutua de los cazadores, que hoy en día es la primera del sector en todo el territorio.

 


 José María Blanc 1.977 - 1.981D. José María Blanc Díez

 

El 15 de junio de 1976 fue elegido presidente de la Federación D. José María Blanc Diez, que ocupó este cargo hasta el 30 de diciembre de 1981. José María Blanc recoge todo el lastre de inconvenientes y dificultades que en aquellos años ya atenazaban el deporte de la caza. Que entró con buenos ánimos no podemos ponerlo en duda, con la celebración de varios acontecimientos deportivos, uno de ellos, el Campeonato del Mundo en la provincia de Ciudad Real de Perros de Muestra sobre perdiz silvestre y que honró con su presencia del Rey Don Juan Carlos. Una jornada brillante que ha de quedar en la antología de la caza.

 

Fue el presidente que en su mandato debió instrumentalizar todo lo concerniente a la época de transición, con la vuelta de la Democracia a España. El señor. Blanc tuvo también una aportación federativa importante, realizando una gran labor como presidente de Mutuasport. Le aburrieron pronto, como hombre de derecho, las absurdas conductas y las incomprensiones.

 

Tiene en su poder el Premio Carlos III, máximo galardón otorgado por la Asamblea de la Federación Española de Caza.

 


 

D. Lesmes Peña Hurtado

 

Lesmes Peña Hurtado 1.981 - 1.988D. Lesmes Peña Hurtado, fue elegido presidente de la Federación Española de Caza el 30 de Diciembre de 1981, y ocupó el cargo hasta el 29 de julio de 1988. Peña Hurtado accede al cargo tras lograr salir ganador en una votación extremadamente reñida (por un solo voto). El "hombre que llegó del frío", como se llegó a publicar por su procedencia de tierras burgalesas, tenía ante sí una difícil tarea, pero lo cierto es que en ella contó con gente muy valiosa, ya que supo rodearse en su Junta Directiva de personas de verdadera valía, que colaboraron con él en toda la serie de proyectos que intentó desarrollar y llevar a buen puerto durante su mandato.

 

Su presidencia se produce en unos tiempos también de cambio para el mundo de la caza, coincidentes con una internacionalización de la problemática cinegética, con convenios internacionales que no han sido nada positivos y gracias a la intervención federativa se consiguió paliar en parte los efectos negativos que conllevaban. Asimismo, se produce una radicalización en la sociedad española de los sentimientos pseudoecologistas y proteccionistas, con ataques a la caza que duran hasta ahora.

 

En esta situación, Peña Hurtado se propuso difundir y fomentar desde el mismo cazador de base hasta las federaciones provinciales y autonómicas, pasando por las sociedades de cazadores, una nueva imagen del cazador español más acorde con los tiempos que vivimos.

 

Debían quedar atrás aquellos años en los que el cazador podía cobrar todas las piezas que quisiese para dar paso a un cazador deportivo, que viviera una ética cinegética y que se convirtiese en el mejor defensor de la naturaleza.

 

En esta misma línea, la Junta Directiva, presidida por Peña Hurtado, decidió poner en marcha FEDERCAZA, como revista de la Federación, para poder difundir mejor el mensaje y las realizaciones de la FEC.

 

Si de algo se puede acusar al señor Peña Hurtado es de "no haber sido diplomático", en el sentido que ahora se le quiere dar a ese término, ya que como buen castellano viejo siempre le gustó llamar a las cosas por su nombre. Tuvo que sufrir ataques, incluso personales, en algunos medios, y tomar decisiones difíciles.

 

No debemos olvidar asimismo su labor al frente de Mutuasport, y en el Comité Olímpico Español, donde llegó a su vicepresidencia y desde donde siguió apoyando las peticiones federativas.

 

Al llegar las elecciones de 1988 decide, por motivos personales, no presentarse a la reelección.

 


 

D. Manuel Andrade Cristóbal

 

Manuel Andrade Cristóbal 1.989 - 2.000El siguiente presidente fue D. Manuel Andrade Cristóbal, que ocupó dicho cargo desde el 29 de julio de 1988 hasta el 27 de diciembre de 2000. El pleno federativo, por 17 votos de diferencia, le otorgó la mayoría a D. Manuel Andrade, y fue elegido Presidente de la FEC.

 

Nació el 24 de Mayo de 1940, en Carballo (La Coruña), casado con tres hijos y de profesión Comerciante y Agente de Seguros, fue teniente de alcalde del Ayuntamiento de Carballo durante 12 años. Su curriculum en el mundo de la caza es el siguiente:

 

Cazador desde los 23 años, Campeón de tiro al plato, Campeón gallego de Caza Menor con Perro, Campeón gallego de Recorridos de Caza, Fundador y presidente del Club de Tiro Bergantiños, presidente de la Federación Provincial de Caza de La Coruña, presidente de la Federación Gallega de Caza, fundador y presidente de FEDENCA y presidente de la Federación de Asociaciones de Cazadores de la Unión Europea (FACE).

 

Como ya hemos constatado, venía avalado por una amplia trayectoria como deportista y como federativo, desde la actividad cinegética en sus tierras coruñesas hasta sus participaciones como deportista en Campeonatos.

 

Entró en la Española con nuevas ilusiones y nuevos bríos. Durante su mandato se produjeron importantes logros en el terreno deportivo, llegándose a la celebración de la I Copa del Mundo de Caza Menor con Perro en Villatobas (Toledo), y en Álava, el Campeonato del Mundo de la Caza (en varias modalidades cinegéticas).

 

Potenció la actividad federativa en particular y las modalidades deportivas en general.

 

Promovió y reforzó la Escuela Española de Caza, FEDENCA, y puso en marcha infinidad de proyectos, como el Consejo Interautonómico de la Caza. Y sobre todo, impulsó y apoyó decisivamente la investigación para la consecución de la vacuna recombinante ecológica para el conejo de monte, tan necesaria para la supervivencia de esta especie de gran calado cinegético, y su repercusión en otras especies depredadoras en peligro de extinción, sin olvidar la influencia en la caza en general al desplazarse la presión cinegética.

 

Potenció el Gabinete Técnico de la Federación, durante su mandato se adquirió en propiedad la actual sede de la FEC, con la colaboración del Consejo Superior de Deportes y Mutuasport.

 

Creo el Centro Integral de Actividades Cinegéticas de Castillejo de Robledo, lugar donde se han celebrado con gran éxito Campeonatos de Europa y del Mundo y pruebas de diversas modalidades deportivo cinegéticas.

 

Fue un luchador nato en defensa de la caza, y participó en innumerables foros y congresos, siempre anteponiendo los interese federativos a los personales.

 


 

D. Andrés Gutiérrez Lara

 

andresgutierrez

El día 27 de diciembre de 2000, a la edad de 49 años, accedió al cargo el andaluz Andrés Gutiérrez Lara, nacido en Tarifa, casado, con tres hijos y de profesión A. Químico. El Pleno Federativo lo eligió sin ningún voto en contra.

Su curriculum es el siguiente:

Cazador desde los 12 años, fue presidente de la Sociedad la Codorniz de Tarifa a la edad de 28 años, a los 31 ya era presidente provincial de la Federación de Cádiz, recibiendo ese mismo año el reconocimiento de la Federación Española de Caza por ser la provincia que más aumentó en licencias federativas (pasó de 316 a 4.865 en un solo año).

Fue uno de los fundadores de la Federación Andaluza de Caza y fue elegido presidente de la Comisión Gestora de la misma hasta el año 1986, en la que se creó de manera oficial dicha Federación, alcanzando la mayoría absoluta de los votos de la Asamblea, con lo que fue proclamado primer presidente de la Federación Andaluza de Caza, cargo que ocupó hasta diciembre de 2000 en que fue elegido presidente de la Federación Española de Caza.

De todos es conocida la labor desarrollada en la federación andaluza, a la que junto con su equipo de trabajo alzó a lo más alto del mundo federativo. Durante su gestión se adquirieron terrenos para la construcción del Centro de actividades cinegéticas de la FAC, obra que dejó en marcha en su primera fase. Acuerdo con el Ayuntamiento de Archidona para la construcción de la sede federativa, una de las mejores de España. También, múltiples convenios con la Administración andaluza, que dieron como frutos, la gestión de gran parte de los terrenos públicos de la Comunidad por las Sociedades Federadas de Cazadores, Planes Técnicos, Guardería Federativa, Examen del cazador, Guarda de cotos de caza de la Comunidad Autónoma Andaluza. Hay que resaltar durante su mandato la manifestación que congregó en Sevilla a mas de 80.000 cazadores en defensa de la caza y contra la Ley 4/89.

Fundador, junto con el Ayuntamiento de Archidona, de la Feria del Perro.

Desde que llegó a la Real Federación Española de Caza se rodeó de un competente equipo de trabajo para potenciar las actuaciones federativas a todos los niveles. En la actualidad es presidente de Mutuasport, vicepresidente de la Face, presidente de Fedenca y presidente de la Gestora del Consejo Mundial de Federaciones Deportivas de Caza y Tiro (Fedecat).

En este tiempo de su presidencia federativa nacional se ha avanzado en:

 

Primer mandato, años 2000-2004:

Sanear la economía federativa. Crear la Oficina Nacional de la Caza y el Comité Inter- Autonómico. Potenciar la Escuela Española de Caza, Reestructurar Fedenca. Reconducir las relaciones con las distintas Administraciones y con los medios de comunicación, Concesión por parte del Rey Juan Carlos I del título de Real a la Federación Española de Caza. Llegar a acuerdos con la Canina y potenciar las actividades, pruebas y aptitudes de los perros de muestra. Actuar duramente contra el furtivismo (ya por ley), y los métodos no autorizados. Sacar adelante con el apoyo de los diferentes grupos políticos distintas iniciativas legislativas). También hay que destacar el studio socioeconómico de la Caza, las implicaciones de la Ley 4/89 con respecto a la caza en época de celo. Exención de presentar el Impuesto de Sociedades a aquellas sociedades que tuvieran ingresos inferiores a 100.000 euros, Certificado de Calidad. Potenciación de cazas tradicionales como el silvestrismo, perdiz con reclamo, caza con arco, cetrería… Estudios para la posible obtención de una vacuna recombinante ecológica para el conejo de monte. Investigación para una munición alternativa al plomo, recogida de liebres y perdices para su estudio e investigación (enfermedades), recogida de galgos, campaña de concienciación de recogida de cartuchos, etc.

 

Segundo mandato, años 2004-2008:

Se ha potenciado nuestra presencia federativa internacional, a nivel de gestión y deportivo, con Face, Fedecat, Fitasc… La cinegética y el deporte relacionado con la caza y con el tiro de caza tienen cada vez mayor repercusión e influencia, con la presencia de casi todos los países europeos, con esa Europa más grande y más interrelacionada. Fueron actualizados los reglamentos de competiciones, y se creó un área cinegética que comprende a modalidades no deportivas. Hubo un relevo en la  Escuela Española de Caza, con la toma de posesión del nuevo director, Patxi Andión, para convertirla en el marco docente ideal con presencia en la Red, junto a la potenciación del Centro Integral de Estudios y Prácticas Cinegéticas de Castillejo de Robledo. La Fundación Fedenca también fue potenciada, con la asignación de nuevas responsabilidades y la puesta en marcha de proyectos y publicaciones, siempre en defensa de la naturaleza y de las especies de caza. Se denunció el uso del veneno, rechazando todo el que se vierte en nuestros campos, de cualquier tipo y se ha colaborado estrechamente con SOS Veneno. Se mantuvo la campaña de recogida de perros, sobre todo galgos, para evitar el abandono, sin costo alguno para el interesado, cuando decida finalizar su relación con el mismo. Se siguió  con la campaña de recogida gratuita por la Federación para su estudio de aquellas perdices o liebres que aparecen muertas en nuestros campos y se elaboró un amplio informe de las principales enfermedades que llevan a esas muertes. Ante los problemas por plumbismo y las restricciones, se puso en marcha la investigación y desarrollo de una munición alternativa, con cualidades semejantes a las del plomo. También se adoptaron diversas iniciativas para la llegada a la caza de la juventud, como el Premio Venatorio Ricardo Medem o el programa Beces. Se llevó a cabo, junto a otras organizaciones, la primera gran manifestación de cazadores en Madrid, para reclamar nuestro papel en la sociedad y plantar cara a las injusticias y excesos que lleva soportando nuestro colectivo durante décadas.

 

Tercer mandato: 2008-2012

Una nueva etapa de trabajo que nos llevará a las elecciones que se celebren el próximo año, un año olímpico, y que ha sido decisiva para el desarrollo de la actividad federativa, no sólo en el ámbito estrictamente deportivo, en el que se ha avanzado considerablemente y se han registrado magníficos resultados de nuestros deportista tanto a nivel nacional como internacional, sino también en el marco de la defensa de la caza como tal, con las bases sentadas en la gran manifestación de los cazadores celebrada en Madrid y la repercusión posterior en todas las esferas, con un reflejo en la valoración en nuestro país y un progresivo acercamiento a organizaciones y fundaciones ecologistas para buscar nuevas vía de colaboración y, sobre todo, con las Administraciones, tanto central como autonómicas, para intentar solucionar todos los problemas que nos afectan En este periodo se han afrontado una serie de circunstancias adversas, algunas ellas de muy difícil solución, que ponían en riesgo nuestra pr0pia esencia como cazadores, como los problemas generados con los accidentes de carretera provocados por la irrupción de las especies de caza, los daños que provocan en los cultivos y su repercusión para los gestores de cotos y para las sociedades de cazadores, la carta de emplazamiento en relación con la caza de la perdiz con reclamo, normas homologadas para el imprescindible control de depredadores, la primera redacción del que querían que fuera el nuevo Reglamento de Armas… En todos esos puntos hemos avanzado para una solución satisfactoria. Y la RFEC ha resaltado que junto a las federaciones autonómicas va a ocupar el lugar que les corresponde en nuestra sociedad, tanto en el ámbito deportivo como en el más estricto de la gestión y promoción venatoria, manteniendo sus puertas abiertas a todos los que vengan a sumar, no a dividir. Toda la estructura federativa está volcada en la formación de los cazadores y en la promoción de la caza entre los más jóvenes, además intentado hacer llegar a la sociedad que el  cazador sigue ocupando un lugar importante, aunque sólo fuese por el control que ejerce sobre las especies, realizando una caza ética y deportiva en la que únicamente se realizan unos aprovechamientos sostenibles que aseguran un hecho determinante: que las poblaciones consideradas como cinegéticas se mantengan sanas y en los parámetros de abundancia  adecuados. Se ha hecho llegar el mensaje de que si no hubiera caza, habría que inventarla, y además debemos mantener nuestras modalidades tradicionales, nuestras formas cinegéticas de cara al futuro.

Y en estos momentos, una de las principales preocupaciones federativas es la de lograr de una vez por todas una Ley Básica de Caza con el fin de intentar armonizar la legislación cinegética de nuestro país. El Estado de las Autonomías y la distribución de las competencias recogida en la Constitución han supuesto notables avances para nuestra sociedad; sin embargo, décadas más tarde de la promulgación del texto constitucional se ha puesto de manifiesto la necesidad de unificar normas y criterios en materia cinegética. Este requerimiento se hace especialmente significativo en cuestiones como las infracciones y sanciones, la señalización de los terrenos, la clasificación de los mismos, el control de depredadores o las especies cazables y, sobre todo, en la necesidad de acabar con tantas licencias y tanta burocracia, facilitar al ciudadano el acceso a la caza. Hace falta una armonización nacional y en ello se está trabajando.

Finalmente, queremos resaltar que recientemente la Unesco ha declarado a la cetrería, una modalidad tradicional que siempre hemos apoyado desde la RFEC, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, Ha sido la candidatura aprobada con mayor respaldo internacional en la historia de la Unesco. Todo un logro, en el que la RFEC aportó el correspondiente grano de arena.

Y para concluir, destacar que la buena gestión del actual equipo de trabajo del Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino (MARM), en estrecha colaboración con el equipo de la RFEC y las Federaciones Autonómicas de Caza, está dando sus frutos y se está avanzando positivamente en múltiples aspectos relacionados con la actividad cinegética y la conservación de la naturaleza en nuestro país.

 

 

Actualizado (Domingo, 10 de Julio de 2011 10:21)

 

decathlon   browning   beretta hart  MAXAM

liga50 gb riosaga venatumvinci  Azor Ambiental  cinegetica