FEDENCA Cordorniz

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

LA ESPECIE CODORNIZ (Coturnix coturnix)

 

codorniz
DESCRIPCIÓN
logo-info
PROYECTOS logo-proyectos

 

 



 

DESCRIPCION:

  • Gallego: Paspallás.
  • Catalán: Guatlla.
  • Vasco: Galeperra.
  • Portugués: Codorniz.
  • Francés: Caille des blés.
  • Italiano: Quaglia.
  • Alemán: Wachtel.
  • Inglés: Common quail.

 

En Galicia, Asturias y la montaña leonesa es pazpallá y palpayar, también pazpallarega. En algunos pueblos de Salamanca se la llama buen-pan-hay. En Madrid y Toledo se la conoce como godorniz y en Álava como pospolín. La mayor parte de estas denominaciones son claramente alusivas al reclamo del macho.

 

Ave pequeña y rechoncha (17 cm; 100 g),  de patas cortas, finas y siempre sin espolón. Cola y alas también cortas y agudas. Plumaje general críptico, de color terroso o arenoso, más oscuro en el dorso que en las partes ventrales. El pico de gris a negro. La edad se puede determinar observando el desgaste de las plumas primarias del ala: de punta entera y nueva en jóvenes, y desflecada y gastada en adultos. Los machos exhiben garganta blanquecina con mancha negra en forma de ancla (puede ser incompleta) y pecho leonado listado de blanco. Las hembras muestran garganta sin anclas bien formadas, y pecho crema con abundantes manchas negruzcas.

 

Es importante distinguir adecuadamente la codorniz europea (C. coturnix) de la codorniz japonesa (C. japonica), que es la especie que se cría en granjas para el consumo. Se distinguen por la longitud del ala plegada, que en la común supera los 10’5 cm y en la japonesa no se alcanzan. Otro criterio muy útil es la gran diferencia existente entre el conocido canto de los machos de codorniz europea (trisilábico) y el estridente reclamo de la asiática

 

La codorniz tiene dos características fundamentales, es una viajera anual que nos visita puntualmente cada temporada y es una especie oportunista y característica de las denominadas estrategas de la r, porque explota el ciclo del cereal y es capaz de "producir  especie" de manera multiplicadora, según indican los técnicos. La codorniz, que tiene un peso medio de poco mas de 100 gramos hace,  en los años propicios, hasta tres puestas de unos 12 huevos, con un coeficiente muy alto puesta / peso del 0’79. Esto supone multiplicar la población varias veces a pesar de que su vida media está alrededor de 12 meses. El éxito reproductor está entre el 60 y el 90 % en la eclosión de los huevos y la supervivencia es muy limitada pues sólo sobreviven de 4 a 8 pollos por nidada, que son nidífugos, y salen tras 18 días de incubación. A los 9 días dan vuelos torpes, a las tres semanas vuelan perfectamente y a antes de las  ocho semanas se consideran adultos, aptos para procrear, e independientes de la madre.

 

La codorniz es una especie inquieta que no para más de 15 días en el mismo lugar, excepto las hembras durante la cría. Se mueve en función de tres necesidades: La migradora –única galliforme del paleártico que lo hace-; la nomádica para buscar hábitat adecuados, y la sexual o movimiento que hacen los machos buscando otras hembras al día siguiente de que la compañera se haya echado en el nido. La huida como nómada dentro de España, en busca de mejor medio, es la que realiza la codorniz tras la siega; “se nos van tras las cosechadoras”, solemos decir cuando salen hacia el norte buscando zonas sin segar.

 

Un trimestre inverna la codorniz en el Sahell, al sur del Sahara; desde noviembre hasta enero. A finales de este mes un instinto natural, el instinto migratorio que en la codorniz está muy arraigado, la invita a subir hacia Marruecos, siguiendo la costa Atlántica, y más tarde a pasar el Estrecho de Gibraltar hacia España y Europa para procrear y cumplir holgadamente el mandato de "creced y multiplicaos". En Marruecos esta corriente migratoria de codornices (serranillas) que viene del Sahell se encuentra con una población de codornices sedentarias (criollas) que se mantienen todo el año en este país y representan un 10 % del montante total codornicero. Las codornices criollas son sedentarias también en el Suroeste español, Andalucía y Extremadura, donde se mantienen en los algodonales hasta el mes de diciembre.

 

Durante el mes de febrero de cada año se producen los primeros apareamientos en tierras africanas y en marzo se resuelve la primera nidada de Marruecos. Estos pollos de la primera promoción africana se multiplicarán este mismo año en España, adonde pasan a primeros de mayo. Antes, a mediados de marzo, ya empezaron a venir, a 90 Km. a la hora, aprovechando el ábrego, las primeras codornices veteranas que comienzan el salto del estrecho tras las abubillas. Continúan pasando el estrecho hasta el mes de junio. En este tiempo, según el atlas ornitológico,  nos visitan 450.000 parejas que se quedan anidando en España, además de las que pasen para asentarse en países situados más al norte.

 

Los primeros machos llegan a España en la segunda quincena de marzo y se desgañitan cantando al campo andaluz, buscando con ímpetu una hembra que llega algo más tarde. Andalucía no se puebla más que en un tercio de su superficie y los primeros nidos se incuban a finales de abril, naciendo los primeros pollos en mayo. Los pollos nacidos en Andalucía aún hacen alguna nidada hacia el mes de julio en las cercanías de la Cordillera Cantabria y otros espacios frescos de la España más septentrional.

 

Las codornices van ascendiendo y ocupando los territorios cada vez más hacia el norte y cada vez dejando más hembras incubando en el camino, de tal manera que si a Andalucía llegó un macho por cada hembra, sex-ratio 1:1, en Cataluña era de 5 machos por cada hembra, en Francia 6 machos por hembra y en Suecia - hasta allí llegan las codornices- 13 machos por cada hembra. Ello es así porque el macho, que es polígamo, una vez que se aparea y la hembra se echa, se olvida de ella y busca con ahínco una nueva con quien acoplarse. La hembra, que es poliándrica, en este aspecto de la fidelidad no le va a la zaga, y se aparea con el macho más vigoroso que vaya encontrándose en escena. Esta búsqueda de varias parejas asegura la proliferación de la especie. La codorniz intenta por todos los medios dejar descendencia, y la sabia naturaleza logra que ello sea  posible al conseguir que el macho se aparee con varias hembras, para certificar que alguna dejará prole, y que la hembra disponga en cada nidada de huevos de varios machos, para asegurar, que alguno de los que nazcan, será descendiente de un padre vigoroso.

 

PARÁMETROS REPRODUCTORES Y OTROS

1 PAREJA -> 6 a 18 Huevos (Media 12)

INCUBACIÓN -> 18 a 20 días

ECLOSIÓN ->*Puesta en Marruecos alguna hembra (Febrero)

*1ª  Puesta en Abril y  Mayo, en España

*2ª  Puesta en Julio, en España

ÉXITO  ECLOSIÓN -> 50 a 90 % del nº de huevos

NACIMIENTO DE POLLOS -> 1ª Quincena Mayo a 1ª Quincena Agosto

VUELO:                  

Torpe -> 9 Días

Normal -> 20 Días

POLLO Independiente de la madre -> 35  Días

ADULTO -> 56 Días

ESPERANZA DE VIDA -> 0 ’ 9  a 1’2 años

SUPERVIVENCIA ANUAL -> 40 %

Aprovechamiento sostenible < 66 % de población precaza

 



 

PROYECTOS:

 

Anillamiento y seguimiento de la codorniz en España:
 

 

banner-autores

PROYECTO

 

banner-memoria_copy

banner-memoria_copy

 MEMORIA SÍNTESIS 2010  MEMORIA SÍNTESIS 2002-2011

 

banner-opusculos

OPÚSCULO-SÍNTESIS

 

- Seguimiento de las Hembras y Reproducción de la Codorniz en España 2012- 2014.

banner-autores

banner-memoria_copy

PROYECTO MEMORIA ANUAL 1º TEMPORADA

 

 

Copyright © 2017 RFEC.Todos los derechos reservados. C/ Francos Rodriguez, 70 - 2º. 28039 Madrid - Tel. 91 311 14 11 - Fax: 91 450 66 08 Inscrita en el Registro de Entidades Deportivas del Consejo Superior de Deportes, con el número 12