La RFEC y AESAN continúan trabajando en la prevención y control de la triquina

 

  • Ante el aumento de casos de triquinosis en el último año en regiones como Castilla-La Mancha, la RFEC sigue trabajando con distintos organismos oficiales para evitar futuros casos de contagio que pongan en riesgo la salud de las personas

 

15 de enero de 2020

La Real Federación Española de Caza (RFEC) se ha reunido con la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) para incidir en las estrategias de prevención y control de la triquinosis como zoonosis parasitaria que afecta a los seres humanos y a numerosas especies hospedadoras, principalmente mamíferos silvestres y domésticos entre los que destaca el cerdo y el jabalí.

Al encuentro han asistido Ignacio Valle, presidente de la RFEC; Nicolás Urbani, asesor veterinario de la RFEC; Juan Herrera, técnico de la Federación Española; Inés Blanco, jefa de Área de Gestión de Riesgos Biológicos de la Subdirección General de Promoción de Seguridad Alimentaria de AESAN, y dos técnicos del Área de Gestión de Riesgos Biológicos, Paloma Sánchez y Clara Castellano.

Entre las medidas acordadas para concienciar del obligado análisis veterinario y de los problemas que causa esta enfermedad, se está trabajando en un tríptico informativo para alcanzar al máximo número de cazadores a través de la Real Federación Española de Caza, elaborado en colaboración con las autoridades competentes nacionales y autonómicas.

Por otro lado, se ha insistido también en la armonización de las zonas anatómicas necesarias para realizar una correcta toma de muestras en jabalí para el análisis diagnóstico de la enfermedad en esta especie, es decir, para que en las distintas comunidades autónomas se lleven a analizar las mismas partes de los jabalíes para evitar situaciones de inseguridad jurídica.

Otro tema a tratar ha sido la actualización del Plan Nacional de Contingencia de Triquina respecto a las alegaciones presentadas por la RFEC, principalmente en el ámbito de la gestión obligatoria de subproductos derivados de las actividades cinegéticas de caza mayor ante casos positivos de triquina.

Por último, la RFEC quiere volver a recordar a todos los cazadores que la normativa sanitaria española obliga a que la carne de jabalíes abatidos sea analizada por un veterinario para detectar la presencia de este parásito, y que nunca se consuma dicha carne hasta tener el resultado del análisis.

Copyright © 2017 RFEC.Todos los derechos reservados. C/ Francos Rodriguez, 70 - 2º. 28039 Madrid - Tel. 91 311 14 11 - Fax: 91 450 66 08 Inscrita en el Registro de Entidades Deportivas del Consejo Superior de Deportes, con el número 12